Toda la finca y el entorno son lugar proclive para el crecimiento de hongos, son especialmente abundantes los boletus pero tampoco entraña mucha dificultad encontrar niscalos, “tanas”… Los amantes de la recogida de setas disfrutaran en la busqueda y degustación de este manjar que nos regala el otoño.

 

 
 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí, pinche el enlace para mayor información.